Dolor de cabeza.

Dos y dos son cuatro, pero, un sentimiento yuxtapuesto a otro puede dar y dará un número infinito de resultados. Entonces, ¿cómo lo cuantifico, clasifico y dispongo? Ansiedad. ¿Escribir sin alma es o no es escribir? ¿O solo estoy concatenando palabras? Llamo a dios y no contesta; la vida es, obviamente, una pregunta sin respuesta.

Bien podría escribir esto en trance, durante uno de esos momentos de claridad divina e inspiración de los que se dan dos o tres en la vida, o bien podría hacerlo como lo estoy haciendo, demasiado temprano y a trompicones, como tropezando en una palabra y apoyándome en la siguiente, solo por no caerme, si ni siquiera he tomado café aún… No importa, el resultado sería el mismo, no importa. Muerte. ¿Cómo hablar de algo inaceptable? ¡Pobre ser dominado por su ap-ego! La vida no es pensar, es fluir y flotar. En serio, no te preocupes, estoy bien. En serio, si no, no escribiría.

Estoy creando algo, aunque no sé el qué. ¿Acaso la madre sabe de división celular o de cadenas de aminoácidos? La madre ama, y desea, sufre y siente miedo, y ocurre el milagro.

Crucemos los dedos.

ABNEGACIÓN: Acto I – A New Beginning. Ya disponible en Spotify, HHGroups y el SoundCloud de City Cobras.

Compartir: