Categoría: Update

21 de julio again [cualquier canción de Michael Nyman me vale].

No voy a hablar de lo que significó este día para mí hace dos años porque ya lo hice en este flashback.

Hoy vengo a hablar de proyectos, del futuro, y de proyectos de futuro: de nuevos comienzos, de nuevo.

Fera FeraL ha muerto tantas veces o más que el más negro de los gatos. La conversión se ha realizado; el verso ha dado paso a la prosa. Las profecías y escenificaciones, las alegorías del ciclo eterno, se han hecho realidad. Os presento mi nueva web: www.escritorimpostor.es .

Esta web será mi sala multiusos personal; el modo de reunir todas mis ideas bajo un mismo techo. Si quieres conocer mejor la motivación y el trasfondo del proyecto puedes hacerlo en la FAQ.

De momento tan solo decirte: ¡Bienvenido! ¡Pasen y vean! y, ¡Vuelve pronto! Iré actualizándola paulatinamente con material interesante (y de momento, tengo mucho en la recamara).

Besos y abrazos. Estamos en contacto.

—Fera FeraL.

Tiempo de lectura: 1 min

Angustia existencial, traiciones y puñales, el corazón pisoteado y escupido y el alma embargada. Lo más parecido a un no-escritor que nunca leerás nunca, música para alimentar mi tinnitus y más tensión en la espalda que las cuerdas de un piano.

A ver si un café me anima, a ver si una ducha me anima, a ver si un polvo me anima. Sísifo, en tu búsqueda de la salida del laberinto, estás construyendo muros, porque no se siente con la cabeza igual que no se piensa con la barriga.

Ahora respira, cierra la boca y respira por la nariz, cierra los ojos e imagina un cielo claro, imagina un prado verde, o imagina una sala blanca y luminosa con una esfera flotando en el centro. Te resulta familiar porque ya has estado allí, ahí, aquí.

Exhala, te imaginas allí, ahí, aquí, pero te imaginas sin cuerpo, no lo necesitas porque tú eres, eres la brizna del prado, eres el aire del cielo, no existes y formas parte de cada detalle de cada elemento que tu imaginación pueda situar en la escena. Eres la marca en el plumaje del ala que se hizo al rozar con el tronco de un castaño de indias, escapando de un depredador, una de las aves de la bandada que cruza tu cielo. Eres la semilla que carga una hormiga obrera por tu prado, eres su endosperma y su embrión, el nutriente, la proteína, eres el cromosoma y las células, materia y antimateria a niveles moleculares. Nunca lo habías visto antes porque solo puede verse con los ojos cerrados. Sin embargo, extrañamente, ya sabías cómo sería todo aquello, eso, esto, porque ya habías estado, porque sigues estando.

Volvamos a la sala blanca, a la esfera flotando. Te encuentras ansioso por sacar una conclusión pero, esta vez, no la hay. El origen del error está en las manías de tu psique, en esa parte de ella que se dedica a memorizar y analizar patrones y buscar relación entre los mismos para intentar conseguir así alguna ventaja en la carrera por tu supervivencia y la de tu especie. Quizá allí, ahí, aquí, esas reglas lógicas no proceden, pensar no funciona y encima se te ha olvidado cómo realizar el acto de sentir. Quizá, el problema, la solución, es que para encontrar la salida al laberinto, tienes que dirigirte al centro.

ABNEGACIÓN: Acto I – A New Beginning. Ya disponible en Youtube.

Tiempo de lectura: 2 min

Un grito desesperado, un aullido, un suicidio tanto emocional como musical, rimas y ruinas. Accidentes de tráfico.

El otro día conversaba con un amigo, dijimos (de los humanos) “somos traumas con patas”, sonó drástico pero aún más cierto. Demasiados años trabajando con ordenadores supongo, aunque lo de la asocialidad y la falta de tacto creo que me es innato, el problema de analizarlo todo es que no tiene un botón de encender y apagar a voluntad.

Claro que la gente cambia, pero eso deja marca, como una abolladura en la chapa de un coche, como me dijeron una vez en Ronda: lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma. Es muy fácil tener cosas que contar cuando estás llenx de dxlxr y es el dxlxr el que habla. Pero uno elige cómo contarlas, guardártelo para ti es cocinar odio, luego caduca y se queda el rencor, y luego una mancha fea como de aceite en el sofá, indistinguible. Es por eso por lo que yo prefiero rimarlo cuanto antes, sublimar como decía Freud.

ABNEGACIÓN: Acto I – A New Beginning. Ya disponible en Spotify, HHGroups y el SoundCloud de City Cobras.

Tiempo de lectura: 1 min

-¿Cómo escenificar la muerte del egotrip?
-Con sangre.

Te lo juro, me besó en la boca y me dijo: «Seré quien apagará las luces cuando el mundo se acabe». Me quedé temblando el resto de la noche. Cada vez que cerraba los ojos e intentaba dormir volvía a mí ese recuerdo junto con cierto tufo que me recordaba las viejas tardes de verano, cuando el barrio estaba entero cubierto de polvo por las obras de la autovía y te acostumbrabas al ruido y a que se fuera la luz dos o tres veces a la semana. A veces volvías a casa y no te dabas cuenta de que no había corriente hasta que no abrías el frigo. A ese tufo me refería, y es extraño porque cuando la tuve delante olía como a frutas y a deseo.

Así que no sé si es que mi subconsciente quiere advertirme de algo que mis ojos no pudieron ver o por el contrario que lo que estoy leyendo es mi miedo, mi mente de nuevo, poniéndose celosa porque dejo de fijarme en ella, pidiéndome que me aísle y que nos quedemos solos ella y yo para que pueda escucharla mejor.

Por suerte he aprendido a escribir, he aprendido a escribir y a desobedecer.

ABNEGACIÓN: Acto I – A New Beginning. Ya disponible en Spotify, HHGroups y el SoundCloud de City Cobras.

Tiempo de lectura: 1 min

La primera vez que te probé,
la primera droga a la que me enganché,
hueles tan bien,
sabes tan bien,
café, café, café,
café, café café.

Cartas de amor,
números trece,
miradas que se cruzan,
deseos que no envejecen,
café, café, café,
café, café.

Me calientas en invierno,
me refrescas en verano,
mi amigo y mi hermano,
iría contigo hasta el infierno.

Sin ti no sé con quién soy,
me enfado si no tengo,
café, café, café,
café.

ABNEGACIÓN: Acto I – A New Beginning. Ya disponible en Spotify, HHGroups y el SoundCloud de City Cobras.

Tiempo de lectura: 1 min
Page 1 of 212